Nutricell de México

Especialistas en Biocibernética y Nutrición Ortomolecular


Deja un comentario

¿Qué es la agorafobia?

La agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad relacionado con el miedo a estar en lugares donde puede ser difícil salir rápidamente o donde no pueda recibir ayuda si la persona sufre un ataque de pánico.

Las personas agorafóbicas evitan situaciones donde suele haber aglomeraciones de gente y en las que no se sienten seguras como transportes públicos, centros comerciales, eventos deportivos, cines, aviones, etc.

El simple hecho de salir a la calle ya les genera una gran ansiedad. Por ese motivo casi nunca salen de casa, salvo cuando se ven obligados, ya que temen sufrir una crisis, un desmayo, un infarto o un ataque de pánico.

Síntomas de la agorafobia

La exposición a este tipo de situaciones produce ansiedad, y los síntomas más comunes son dolor en el pecho, ahogo, hiperventilación, temblores, sudoración, taquicardia, mareos, visión borrosa, etc.

Los agorafóbicos suelen tener pensamientos negativos de que algo les va a pasar y no van a encontrar ayuda. Eso hace que la respuesta fisiológica sea mayor y aparezcan los ataques de pánico.

Causas de la agorafobia

Las causas de la agorafobia, al igual que otras fobias, son de origen psicológico, por lo tanto puede aparecer después de haber sufrido algún ataque de pánico en una situación concreta. Aunque puede darse a cualquier edad suele ser más frecuente que se manifieste en mujeres entre los 20 y los 40 años.

Técnicas de ayuda

Tratamiento conductual y terapia de exposición: es la más utilizada para tratar la agorafobia, y consiste en la exposición a la persona a situaciones, lugares o hechos que le provocan la ansiedad, hasta que empiece a disminuir la tensión y el malestar.

Visualización: esta técnica consiste en recrear mentalmente las situaciones que generan la ansiedad y enfrentarse a ellas hasta llegar conseguir que los síntomas vayan desapareciendo.

Técnicas de relajación y respiración: aprender este tipo de técnicas es muy útil para rebajar los niveles de ansiedad cuando hay que enfrentarse a situaciones agorafóbicas.

Flores de Bach

Aspen: reduce el miedo, las preocupaciones inexplicables y la angustia, proporcionando confianza.
Agrimony: para casos de angustia con miedo a quedarse solo.
Cherry plum: indicado en aquellas situaciones que se tiene miedo a perder el control, como ocurre con la agorafobia.
Mimulus: ayuda a superar el miedo a enfrentarse a situaciones concretas que provocan ansiedad.

Plantas para la agorafobia

Lavanda: relaja el sistema nervioso, reduce la tensión y la taquicardia ocasionada por la agorafobia.
Melisa: tiene propiedades sedantes y reequilibrantes del sistema nervioso.
Pasiflora: actúa como un ansiolítico suave y rebaja los niveles de ansiedad.
Valeriana: equilibra el sistema nervioso y disminuye la ansiedad que produce la agorafobia.