Nutricell de México

Especialistas en Biocibernética y Nutrición Ortomolecular

CÓMO TRATAR ORTOMOLECULARMENTE LAS ALERGIAS RESPIRATORIAS

Deja un comentario

Aunque las alergias respiratorias se producen a lo largo de todo el año es en primavera cuando la exposición a algunos alergenos y sus reacciones aumentan su protagonismo.

En este artículo vamos a analizar qué es una alergia respiratoria, qué lo causa y cómo cursa así como qué podemos hacer para minimizar yio resolver la situación.

Fueron Richet y Portier los que en 1902, intentando inmunizar a un perro frente a las anémonas de mar le inyectaron extractos de éstas pero al serle administrada la segunda dosis el perro enfermó gravemente y falleció. Cuatro años después Von Pirquet , en un intento de agrupar fenómenos semejantes, los reúne bajo la denominación de alergia (del griego: reacción anormal o anómala ).

Descubriendo algo importante: era un tipo de reacción que se produce sólo en personas sensibilizadas, es decir, que ya habían tenido un primer contacto con la sustancia sensibilizante o antígeno.

Posteriormente, mediante pruebas de sensibilidad, se comprobaría que había reacciones inmediatas mientras otras tardaban en presentarse uno o dos días así que clasificaron las alergias según se manifestaran de forma rápida o lenta. Y, sin embargo, distan mucho de ser iguales ya que la primera es consecuencia de una respuesta humoral mediada por la inmuno globulina IgE mientras en las segundas participan los linfocitos T. Pues bien, la “reacción alérgica respiratoria” es una reacción de hipersensibilidad inmediata. Y pueden causarlas diversas sustancias a las que se denomina por ello alergenos que se introducen en el organismo al inhalarlos. Hablamos de:

Ácaros y cucarachas.

Los ácaros son pequeños parásitos emparentados con las arañas que aparecen en el polvo que se acumula en moquetas, alfombras, mantas, sábanas, almohadas, sofás, etc., cuyo crecimiento aumenta en las épocas de humedad o en los lugares donde ésta supera el 55%. Por otra parte, algunos hábitos higiénicos han empeorado -paradójicamente- la situación. Y es que antes las alfombras se sacudían fuera de las casas mientras hoy se pasa la aspiradora con lo que se provoca la aerosolización de los mismos. Además el abuso de la calefacción en muchas casas hace que hoy la temperatura sea excesiva y se conviertan en un hábitat mejor para los ácaros. En cuanto a las cucarachas, los alergenos aparecen tanto en las heces como en su propio cuerpo; y suelen estar depositados en los mismos sitios —ya citados- que los ácaros.

Cabe añadir que aunque son responsables de muchos otros síntomas en el caso que nos ocupa —alergias respiratorias- provocan inflamación bronquial, rinitis y crisis agudas de asma.

Pólenes de plantas.

Procedentes de la polinización de árboles y plantas son a menudo responsables del asma bronquial. Los alergénicos procedentes de los árboles se producen sobre todo en invierno y a comienzos de la primavera. En el caso de las gramíneas (maíz, avena, trigo, cebada, centeno, arroz, caña de azúcar, césped, pastos, etc.) su periodo de polinización es mas amplio; de hecho puede llegar a los diez meses pero podemos centrarlo en los meses de abril, mayo y junio. Son responsables de la inflamación de la mucosa nasal, conjuntival y bronquial.

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica presenta atlas de Aerobiología y Polinosis así como previsiones en las concentraciones de polen anuales. Y está constatado que son más agresivas cuando el ambiente está contaminado por hidrocarburos procedentes de la combustión del petróleo. De ahí que hoy día sean más frecuentes las alergias en las grandes ciudades que en campo abierto.

Caspa de animales.

Sobre todo -y por este orden- de gatos y perros… aunque todos los animales con pelo y plumas pueden ser responsables de alergias. En el caso del gato el principal alergeno reconocido es una glicoproteína llamada Fel di , responsable del 80% de las reacciones alérgicas a los gatos aunque no hay que desconsiderar otras fuentes como la pulga del gato que también puede actuar como alergeno. Otro dato interesante es el tamaño del alergeno que en el caso del gato es muy pequeño -incluso menor al de los ácaros- lo que le permite estar más tiempo suspendido en el aire.

Hongos.

Son alergenos aéreos —es decir, se encuentran presentes en el aire en forma de esporas- 3 por tanto su permanencia en el ambiente es muy prolongada. Pueden provenir del exterior c aparecer en el interior de las viviendas. En el exterior los veremos en la vegetación, en descomposición en el suelo. En el interior de las viviendas su presencia dependerá de la humedad, la falta de ventilación y la ausencia de luz.

Llegados a este punto y antes de explicar cómo se produce una reacción alérgica creo conveniente indicar que las alergias son frecuentes entre los miembros de una misma familia y en las personas “atópicas”, término usado por primera vez por Coca en 1923 para referirse a quienes muestran una sensibilidad anómala a ciertas sustancias que para el resto de la población son inocuas. Aunque también personas que no presentan atopia pueden desarrollar hipersensibilidad.

SENSIBILIZACION Y REACCION ALERGICA

Una reacción alérgica no es sino la respuesta de reacción —normalmente fulminante E del organismo ante la presencia de toda sustancia que considera peligrosa —por eso se dice que es alergénica-. Reacción que tiene lugar mediante la producción masiva de un tipo de anticuerpos por el sistema inmune, las inmunoglobulinas E (IgE) , parte de los cuales se unen a los basófilos de la sangre y a los mastocitos de los tejidos. Con lo que se resuelve así el problema sin que a menudo la persona note siquiera los síntomas. Tras lc cual queda sensibilizada a partir de ese mismo momento. De esa forma, cuando se produce un segundo contacto con el mismo alergeno el cuerpo reacciona de manera fulminante – síntomas que esta vez sí nota la persona- provocando una reacción en cadena que lleva a liberar en el espacio extracelular aminas vasoactivas -como la histamina- provocando inflamación en los tejidos, aumento de la permeabilidad vascular, contracción de la musculatura lisa y aumento en la secreción de moco. O lo que es lo mismo, los síntomas de reacción alérgica respiratoria.

Cascada de acontecimientos que se puede secuenciar pues en dos partes atendiendo a la rapidez de la respuesta. En un primer momento nos encontramos con sustancias preparadas y almacenadas en los mastocitos -como la histamina – cuya acción es inmediata

La segunda reacción aparece en cambio algunas horas después y la llevan a cabo derivados del ácido araquidónico como los Ieucotrienos y las prostaglandinas tipo PGDZ (potentes activadores de la inflamación que ejercen su actividad incluso a baja concentración) así como derivados de la fosfatidilcolina -conocidos como Factor Activador de las Plaquetas (PAF) , sustancias también muy activas y con multitud de funciones, tanto directas como indirectas- que igualmente provocan la liberación de histamina.

Asimismo intervienen los eosinófilos, un tipo de glóbulos blancos también presentes en las reacciones de hipersensibilidad inmediata que tienen la capacidad de liberar una enzima, la histaminasa , capaz de suprimir la producción de histamina e, incluso, inactivarla. Es más tienen capacidad para fagocitar complejos antígeno-anticuerpo (sobre todo ¡gE).

Terminamos indicando que la reacción alérgica por inhalación puede dar lugar a alteraciones diferentes como la rinitis alérgica -donde la reacción se localiza a nivel nasal-, e asma bronquial -por obstrucción de los bronquios-, disnea —dificultad para respirarsibilancias -pitos en el pecho-, producción de moco y edematización de la mucosa respiratoria.

RECOMENDACIONES GENERALES

En el caso de ácaros y cucarachas:

-Cambie los sillones de tela por piel.

-Elimine de su entorno las alfombras y moquetas.

-Despréndase de los muñecos de peluche o, en su defecto, lávelos a la misma temperatura que la ropa de cama con frecuencia.

-Elimine todos los objetos potencialmente acumuladores de polvo.

-Impida la acumulación de basura retirándola diariamente.

-Lave la ropa de cama con el agua a 600 C.

-Trate de controlar la humedad con deshumidificadores u otros medios ya que la misma propicia su proliferación.

-Utilice para los colchones y almohadas cubiertas anti-ácaros.

-Limpie con paños húmedos los muebles y otros elementos susceptibles de acumular polvo.

-Ventile las habitaciones diariamente y durante al menos 3-5 horas.

En el caso de polen:

-Evite en las épocas de polinización la actividad al aire libre, sobre todo a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde ya que son los momentos de mayor peligro para el sujeto sensibilizado.

-Utilice aire acondicionado con filtros y purificadores de aire.

En el caso de hongos:

-Las recomendaciones son parecidas a las ya señaladas siendo también necesario disminuir la humedad.

-Aumente sobre todo la ventilación de las zonas más expuestas como la cocina y el baño.

-Evite las plantas de interior.

-Sepa que las lámparas de rayos UV son muy eficaces en los sistemas de ventilación y de agua para evitar la proliferación de hongos.

Con carácter general:

-Evite permanecer en lugares donde se fume ya que el humo del tabaco aumenta la respuesta alérgica.

-No permanezca en las habitaciones mientras se estén limpiando y no entre en ellas a menos hasta dos horas después.

-Use preferiblemente una aspiradora con filtros potentes y de calidad. Y si no tiene humedezca los trapos y los mochos de la fregona al limpiar.

-Evite en lo posible los cambios bruscos de temperatura.

-No se someta a corrientes de aire producidas por ventiladores o refrigeradores con agua ya que son entradas de alergenos desde el exterior.

-Recuerde que los animales domésticos con pelo o plumas son potencialmente peligrosos.

-Existen alimentos que también pueden provocar alergias respiratorias pero de ellos hablaremos en la próxima entrega de esta sección. En cualquier caso adelantamos que las personas sensibles deberían eliminar de su dieta algunos alimentos, no tanto por ser alergenos en sí mismos sino porque pueden inducir o agravar una alergia respiratoria c contrarrestar los efectos beneficiosos de otras sustancias. Hablamos de la leche, las grasas animales, las bebidas estimulantes, los aceites de maíz, cártamo o girasol, los alimentos histamino-liberadores (carnes, quesos, fermentados, fiambres, ahumados, vino blanco chocolates), pescados y mariscos (contienen histamina), huevos y miel (contiene polen).

ALIMENTOS ADECUADOS

Ajo. Contiene compuestos azufrados de carácter antioxidante y antiinflamatorio. También es antibacteriano.

Alcachofas. Por su acción desintoxicante y depurativa. Es muy importante para eliminar la acumulación de elementos tóxicos en la sangre.

Alimentos picantes como el pimiento o la mostaza. Tienen acción mucocinética que favorece la expectoración e impide su acumulación. Contienen capsicina que es un revulsivo de acción antiinflamatoria y broncodilatadora.

Cebolla. Contiene compuestos azufrados como el difeniltiosulfinato , con caráctei antiinflamatorio (más incluso que el más común de los antiinflamatorios químicoE empleados: la prednisolona ).

También contiene otro gran antiinflamatorio natural: La quercetina. La cebolla además es antibacteriana.

Pescado azul. Su grasa, rica en ácidos grasos esenciales omega-3, inhibe la síntesis de leucotrienos inflamatorios.

Té. Por su contenido en teofilina (droga antiasmática).

Vegetales. Alivian cualquier tipo de crisis alérgica. Las frutas y verduras -sobre todo las que son ricas en vitamina C- ayudan a controlar el asma.

COMPLEMENTACIÓN

Ácidos grasos esenciales omega-3. Intervienen en la producción de anticuerpos. Se encuentran en los aceites de semillas, en los pescados azules, en los animales marinos (focas, morsas, etc.) y en los mariscos. Tienen capacidad para disminuir las reacciones inflamatorias y alérgicas al reducir los niveles de ácido araquidónico.

Betaglucanos. Mejoran la función y la respuesta inmunitaria.

Bioflavonoides ( proantocianidinas oligoméricas, antocianidinas, cate quinas otros). Potencian los efectos de la vitamina C y reducen la inflamación. En particular la quercitina es eficaz para tratar la rinitis alérgica y paralizar la desgranulación de loE mastocitos y basó filos por lo que inhibe la liberación de histamina y otros compuestos inflamatorios como los leucotrienos.

Calcio. Disminuye la inflamación de la mucosa nasal y, unido al calciferol , mejora 1€ resistencia y potencia de la función respiratoria.

Carotenos. Diversos estudios han probado su gran valor en el apoyo del sistema inmune. De hecho, dosis elevadas de carotenos incrementan el número de células colaboradoras. Son además potentes antioxidantes que mejoran la integridad de las mucosas de las vías respiratorias y reducen la formación de leucotrienos antiinflamatorios.

Complejo B. Su déficit empeora la función inmune.

Enzimas proteolíticas. Contienen sustancias antiinflamatorias que mejoran el edema, la rojez y el picor además de impedir el paso a la sangre de partículas proteicas sin digerir responsables de inmunocomplejos desencadenantes de alergias.

Germanio. Estimula la respuesta inmunológica.

L-Metionina y S-Adenosil-L-Metionina (SAM). Ambas reducen la virulencia de las reacciones alérgicas respiratorias limitando la actividad de la histamina.

MSM (Metilsulfonilmetano). Limita la acción de la histamina sobre las células de las mucosas. Sus compuestos azufrados participan en la formación de anticuerpos.

N-Acetil cisteina. Tiene capacidad para fluidificar el moco y detoxificar el tejidc pulmonar.

Niacina (vitamina B 3 ). Inhibe la degranulación de los mastocitos y, por tanto, la liberación de histamina.

Probióticos. Son útiles porque mejoran en sistema inmunitario al mantener en equilibrio la flora bacteriana fisiológica.

Selenio. El selenio optimiza la función de la glutation peroxidasa evitando la formación de leucotrienos inflamatorios.

Vitamina B 12. Mejora la insuficiencia respiratoria sobre todo en el esfuerzo.

Vitamina B 5. Es usada para el tratamiento de la rinitis alérgica.

Vitamina B 6. Está demostrado que los niveles altos de piridoxal fosfato -la forma activa de esta sustancia- reduce la frecuencia y la gravedad de las sibilancias y los ataques de asma.

Vitamina C. Inhibe la estenosis bronquial, regula el metabolismo de los ácidos grasos e impide la acción vasoconstrictora de las sustancias oxidantes. Es conveniente señalar que su acción es efectiva a partir de 1 gramo diario (la vitamina C se absorbe por saturación por lo que las dosis deben estar muy repartidas en el día y deben aumentarse de forma paulatina).

Vitamina E. Es inmunoestimulante e inhibe la formación de compuestos inflamatorios. Muy útil en caso de asma.

ALGUNAS PLANTAS ESPECIFICAS

Angelica sinensis. Inhibe de forma selectiva la producción de inmunoglobulinas E (IgE).

Regaliz. Tiene actividad antiinflamatoria y antialérgica al aumentar la vida del cortisol Contiene dos sustancias, la glicirricina y el ácido glicirricínico que aumentan la actividad del interferón.

Cayena. Su principio activo, la capsaicina, es capaz de impedir un ataque de asma.

Orégano silvestre. Es expectorante y antitusígeno.

(Recuerde que tanto el tratamiento a seguir como las dosis adecuadas debe indicarlas un especialista de la salud y que este artículo sólo tiene carácter orientativo e ilustrativo).

Anuncios

Autor: nutricelldemexico

Especialista en Biocibernética, Nutrición Ortomolecular y Nutrición Celular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s