Nutricell de México

Especialistas en Biocibernética y Nutrición Ortomolecular

EAV II

Deja un comentario

Terapias

 

Describiremos resumidamente los fundamentos estos métodos biofísicos que se complementan idóneamente y que se basan principalmente en la acupuntura y en la homeopatía.

 

Los terapeutas y los pacientes occidentales estamos reconociendo que el camino de la medicina “clásica” también tiene sus limitaciones y que muchas de las patologías de nuestra civilización son tratadas, frecuentemente, con métodos invasivos y/o agresivos.

 

En multitud de ocasiones las patologías no se reconocen a tiempo.

 

El resultado puede ser la cronificación y en casos extremos, patologías aparente o realmente incurables.

 

Debemos reconocer que en nuestro organismo no hay únicamente mecanismos de comunicaciones interorgánicas a través de hormonas e impulsos nerviosos.

 

La medicina oriental reconoció hace más de 5000 años que la energía vital Qi (chí) juega un papel más que considerable.

 

Para nosotros occidentales algo muy abstracto y poco comprensible debido a que nuestra filosofía se distancia notablemente de la oriental.

 

Mediante un proceso organométrico concreto tenemos la posibilidad de reconocer el estado energético y la comunicación interorgánica existente a través de informaciones electromagnéticas y presentar éstas mediante los aparatos de electroacupuntura de Voll de forma electrofísica. Con estos aparatos se demuestra que la acupuntura y la homeopatía son los métodos más indicados para tratar satisfactoriamente.

 

La Electroacupuntura según el Dr. Voll (EAV) es un método imprescindible para la consulta moderna, con el que se puede reconocer los factores pluricausales de cada enfermedad, las relaciones interorganicas existentes, y por consiguiente tratar y "curar" las patologías desde su origen.

 

Seguidamente esquematizaré las diferentes opciones diagnósticas y terapéuticas de la electroacupuntura – EAV.

 

Reconocer, a través de la conductividad eléctrica del paciente, el lugar o sector concreto en el que se encuentra la disregulación energética.

 

Medir el estado energético de los diferentes meridianos y reconocer si en alguno de ellos, y por lo tanto en el órgano vinculado a éste, existe un desequilibrio energético.

 

Este puede ser reestablecido mediante diferentes tipos de impulsos y frecuencias específicas.

 

Reconocer si el órgano medido presenta tendencias irritativas (infecciosas) o degenerativas (debilidad orgánica)

 

Reconocer, a través del test de medicamentos, ante que medicamento (natural o químico) reacciona el paciente de forma positiva o negativa. De esta forma podremos recetar el medicamento correcto y reconocer aquel que no tolere.

 

Reconocer del mismo modo, si el remedio homeopático y la potencia seleccionada es la correcta y por lo tanto poder recetar el remedio idóneo.

 

Reconocer  la sustancia que provoca la alergia en un paciente. De esta forma podemos descartarlos y tratarlos con el remedio correcto.

 

Reconocer si el paciente presenta una intoxicación crónica y cual es la sustancia tóxica que debilita al paciente. La terapia consistirá en fomentar la excreción del tóxico y recetar remedios homeopáticos y/o nosodes.

 

Reconocer y tratar los bloqueos energéticos del organismo que en definitiva impiden la curación aunque hayamos recetado el medicamento, nosode o remedio correcto. Estos bloqueos pueden ser; focos, campos de alteraciones, cicatrices, intoxicaciones, etc.

 

Reconocer las comunicaciones interorgánicas y por lo tanto comprobar por ejemplo si un diente concreto influye patológicamente sobre el órgano desequilibrado

 

La EAV (ElectroAcupuntura de Voll) es un método, relativamente reciente, que tuvo sus inicios en los años 50.

 

Desde los tiempos del médico alemán Dr. Voll, quien desarrolló este método, además de la acumulación de innumerables experiencias obtenidas, se han evolucionado en gran medida los aparatos de electroacupuntura y los sistemas de archivo de datos, con lo que se ha convertido en un método de diagnóstico y terapéutico aún más eficaz, más sencillo y sobre todo más rápido de lo anteriormente conocido.

 

Este método nos posibilita efectuar un diagnóstico a través de mediciones electrofísicas en unos puntos concretos de la acupuntura que suelen encontrarse en las manos, en los pies y en la cabeza.

Si ejercemos sobre el organismo una tensión constante de un voltio, podremos medir en el lugar concreto en el que se encuentran los puntos de acupuntura, que la resistencia eléctrica de la piel es menor que en las zonas exentas de puntos de acupuntura.

 

El valor de resistencia obtenido en cada punto es de gran interés diagnóstico. Estas mediciones se parecen a las efectuadas por un electrocardiograma o electroencefalograma y son indoloras.

 

Para poder medir esta reacción, nos hacemos servir de unos aparatos sofisticados con los que a través de unos electrodos de medición, medimos la resistencia eléctrica.

 

De los valores obtenidos se deduce el estado energético de los meridianos, por los que fluye el chí.

 

El Qi es la energía vital que abastece a cada uno de nuestros órganos según los estudios milenarios de la acupuntura china. 

 

ACUPUNTORES – Si la medición sobrepasa de forma notable el valor de 50 en el instrumento de medición (el valor normoergético que corresponde a 95 kOhmios), el paciente estará afectado por un proceso YANG irritativo o infeccioso (…itis). Si el valor obtenido es notablemente inferior a 50, nos mostrará que el problema del enfermo será un proceso YIN debilitamiento o trastorno degenerativo (…osis). Como vemos este método le sería de gran ayuda a todo ACUPUNTOR  para poder realizar un diagnóstico sencillo, rápido y correcto a través de la medición bioeléctrica de los meridianos y sus puntos. Uno de los tratamientos que se nos ofrecen con la EAV, sería la estimulación eléctrica del acupunto a través de impulsos sedantes, estimulantes o tonificantes. Esta estimulación se aplica directamente mediante la sonda de medición sin necesidad de pinchar con agujas. Los resultados terapéuticos obtenidos pueden ser comprobados al instante.

 

HOMEÓPATAS – Otro aspecto interesante que nos ofrece la EAV es el "Test de medicamentos".

 

Podemos confrontar al paciente con medicamentos, remedios homeopáticos o sustancias, que son incorporados al circuito paciente/aparato, los cuales provocan en el paciente una reacción que podemos medir con los aparatos de EAV. La transmisión de estas informaciones energéticas (vibraciones electromagnéticas) hacia el paciente, ocurre según el principio de la resonancia.

 

La aguja del instrumento de medición (ohmiómetro) nos muestra la reacción del paciente frente al remedio medido. Si los valores medidos en los puntos concretos de la EAV mejoran acercándose al valor fisiológico 50  y/o neutralizando la caída de aguja, entonces habremos encontrado la sustancia o el remedio homeopático idóneo para el paciente. Como vemos también es un método interesante para todo

 

HOMEÓPATA ya que facilita en gran medida la búsqueda del remedio idóneo (simílie) y de la potencia correcta, sin necesidad de ingerir los preparados homeopáticos y esperar sus efectos terapéuticos.

 

MÉDICOS – Por otro lado también podemos testar sustancias homeopáticas que portan la información energética de gérmenes o tejidos patológicos llamados nosodes.

 

De tal forma que,  si confrontamos por ejemplo a un paciente tuberculoso con la nosode “ tuberculinum “, éste reaccionará de forma positiva a la información energética transmitida ya que se están estimulando las actividades autoregulativas del paciente según los principios homeopáticos.

 

De tal forma que, por un lado se puede comprobar si se ha encontrado el medicamento idóneo para el paciente y por otro lado se puede utilizar, provocando al organismo, para diagnosticar una enfermedad. De gran interés para TODO TERAPEUTA (bien sea de medicina convencional o alternativa) que desee realizar un diagnóstico efectivo sin pruebas molestas para el paciente, sin tiempos de espera, sin efectos secundarios y sobre todo para diagnosticar enfermedades crónicas y latentes, difíciles o imposibles de diagnosticar con métodos clásicos.

 

ALERGÓLOGOS – Otra de las posibilidades que se nos ofrece, es la de medir y diagnosticar si un paciente está afectado por sustancias cargantes para el organismo, como pudieran ser alergenos y sustancias tóxicas a las que el paciente está expuesto día a día y que le afectan en gran medida como por ejemplo, el polen, ácaros, pelos de animales, materiales de construcción, pinturas, tejidos, alimentos y aditivos utilizados por la industria de alimentación, pesticidas, insecticidas, medicamentos, materiales dentales como prótesis o empastes (sobre todo los componentes altamente tóxicos de la “amalgama“), electrosmog y un largo etc.

 

Como vemos, también un método interesante para ALERGÓLOGOS ya que con la EAV podemos diagnosticar, no solamente alergias, sino también intolerancias, sin necesidad de realizar tests molestos y duraderos.

 

Los posibles alergenos son introducidos en el circuito aparato/paciente y la reacción del paciente frente a la información energética de dicha sustancia puede ser medida al instante sin haber confrontado al paciente con los componentes químicos de dicha sustancia con lo que se excluyen reacciones indeseadas.

 

TERAPIA NEURAL – Con este método también podemos detectar si el paciente está afectado localmente por un campo de alteración, que pudiesen ser infecciones encapsuladas o si el paciente está afectado de forma global por un foco debido a transformaciones de los tejidos por trastornos crónicos o resultado de una intoxicación permanente.

 

En multitud de casos son estos focos y campos de alteración, difíciles de diagnosticar con otros métodos, los que originan o sustentan una patología crónica. Si no tratamos previamente estos campos de alteración o focos, será prácticamente imposible la curación del paciente.

 

ODONTÓLOGOS – Es un método de diagnóstico ideal para todo ODONTÓLOGO que se interesa por detectar; intolerancias frente a materiales dentales, focos infecciosos latentes sin que estos se puedan diagnosticar en las radiografías (antes de que el paciente acuda a la consulta con dolores).

 

También podemos medir las corrientes y tensiones endobucales para reconocer procesos galvánicos en la cavidad bucal los cuales pueden dar lugar a una carga tóxica en diversos tejidos, predilectamente en el tejido conjuntivo y nervioso. Así mismo es un método ideal para reconocer la relación orgánica existente entre los diferentes dientes y sus correspondientes órganos relacionados.  

 

NATURÓPATAS – Es indiferente que metodología aplique en su consulta.

 

Se trate de métodos reconocidos o de métodos desconocidos en nuestra sociedad, con la EAV tiene una herramienta con la que puede demostrar la eficacia o ineficacia de sus remedios o métodos y posteriormente facilitarle su tarea a la hora de seleccionar el remedio o método idóneo.

 

La gran mayoría de los naturópatas que se deciden por la EAV quedan gratamente sorprendidos por la ayuda que nos ofrece la EAV y puedo asegurarles que les permitirá introducirse en campos que antes les serían de difícil acceso.

 

Y lo más gratificante para Nutricell, es que nos comunican, regularmente y cada vez con más frecuencia, las experiencias positivas vividas en las diferentes ramas del mundo de la naturopatía, entre las que encontramos entre otras la; REFLEXOLOGÍA, ACUPUNTURA, HOMEOPATÍA, HERBO-DIETÉTICA, NEURALTERAPIA, IRIDOLOGÍA QUIROPRAXIA, SALES DE SCHUSSLER, FLORES DE BACH, CROMOTERAPIA,AROMATERAPIA, GEMOTERAPIA, GEOPATÍA, Tenemos gratas noticias de naturópatas que han publicado sus estudios en los que describen que, mediante los aparatos de EAV han podido demostrar ya de forma electrofísica la efectividad de los métodos que llevan aplicando desde decena de años e incluso han podido perfeccionarlos gracias a la EAV.

 

En definitiva, todo este conjunto de posibles diagnósticos hacen que podamos reconocer procesos y/o tendencias patológicas difíciles de reconocer con otros métodos, condición primordial para un tratamiento satisfactorio.

 

Las posibilidades terapéuticas se deducen de las formas diagnósticas por ejemplo a través de terapias energéticas como la homeopatía, los nosodes,  la acupuntura, etc.

 

A través del aparato terapéutico podemos efectuar una terapia de estimulo energético (electroterapia) del meridiano afectado mediante diferentes tipos de impulsos y frecuencias.

 

El resultado es el equilibrio energético del meridiano, bien sea sedando o tonificando los acupuntos correspondientes.

 

Es un método idóneo para tratar los acupuntos y meridianos de forma indolora (sin necesidad de pinchar con agujas).

 

MEDICINA DEPORTIVA, FISIOTERAPEUTAS, MASAJISTAS, QUIROPRÁCTICOS, etc – También podemos estimular áreas afectadas del aparato locomotor, como por ejemplo en caso de una epicondilitis, tendinitis, artritis, etc. mediante mínimas corrientes eléctricas (electroterapia) transmitidas por unos electrodos que están en contacto con la parte afectada del organismo.

 

Nuestro aparato funciona, a diferencia de la mayoría de los aparatos de electroterapia, con frecuencias bajas y en cada caso con una frecuencia específica o barrido de frecuencias, aplicando por norma general un impulso volcado combinado.

 

Médicos especializados en medicina deportiva que velan por la salud y rendimiento de deportistas profesionales nos han comunicado que mediante este procedimiento y adicionalmente con el testaje y prescripción del remedio homeopático idóneo, los tejidos dañados se regeneran con mayor rapidez de lo acostumbrado actualmente.

 

Los resultados terapéuticos obtenidos suelen ser más que satisfactorios.

 

Hay muchos puntos que favorecen la utilización de este método y afortunadamente pocos en contra.

 

La electroacupuntura de Voll es un método basado en serios estudios, practicado internacionalmente desde más de cincuenta años por miles de médicos, es prácticamente indoloro, es limpio, es rápido, también es indicado para niños, es preventivo (se pueden diagnosticar patologías antes de que se presenten los primeros síntomas) y quizás lo más importante, sin causar los efectos secundarios indeseados conocidos de los métodos convencionales.

 

Indicaciones; las mismas conocidas de la acupuntura y la homeopatía, sobre todo patologías crónicas entre los que podríamos encontrar patologías autoinmunes (alergias, neurodermitis), reumáticas, neurológicas (neuralgias, esclerosis múltiple), degenerativas, patologías del aparato locomotor y un largo etc.

 

Contraindicaciones; pacientes portadores de marcapasos y en casos de embarazo.

 

Si desea más información sobre la electroacupuntura según el Dr. Voll, mande un e-mail a nuestra dirección electrónica.

Anuncios

Autor: nutricelldemexico

Especialista en Biocibernética, Nutrición Ortomolecular y Nutrición Celular

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s